Sábado 4 de julio de 2020
→ Ver pronóstico

  • 9°C
  • H: 75%
  • P: 1011
  • V: Oeste

El padre es, aquel ser vivo de sexo masculino, que concibe, engendra a su descendencia. Comúnmente el padre cumple un rol muy importante, el título de padre también puede ser dado a aquel hombre que cumpla este papel sin estar emparentado biológicamente con el niño o niña.
Mayormente esto ocurre con hombres que han adoptado niños o con hombres casados con mujeres que previamente habían engendrado descendencia. Anualmente se celebra el Día del Padre. En los países católicos se celebra el diecinueve de marzo, festividad de San José, padre adoptivo de Cristo.
El Padre es el progenitor, quien trabaja, y mantiene a la familia, tomando como base una familia tradicional. Papa, mama, hijos con roles definidos… El padre es la cabeza de la familia, es el sostén económico, la autoridad en casa, es quien pone orden.

Roles definidos

Los roles de papá como de mamá son importantes para la familia. Se ha ido rompiendo la convicción de que mamá es la única responsable del cuidado, educación y crianza de los hijos y se ha aceptado que papá es igual de importante para el cuidado, educación y crianza de los hijos.
Los roles estaban definidos de la manera en que papá salía a trabajar y debía ser el sustento económico de la familia y mamá debía quedarse en casa cuidando de los hijos. Pero estos roles comenzaron a afectar a la familia, la relación de la pareja, y el desarrollo de los hijos.
Todo proceso de desarrollo y crecimiento de los hijos es un proceso de diferenciarse, es decir de ser diferente a papá y mamá, de hacerse un individuo único. El niño o la niña no son de mamá o papá, ellos son seres distintos y diferentes. El rol de padre cumple diferentes funciones en la relación con su esposa, con sus hijos:

Apoyar a la esposa: La función de papá mientras el niño/a son pequeños, es llenar las necesidades afectivas de la madre, permitiendo y trabajando para que se de en el niño el inicio del proceso de individuación de la madre, ya que si esto no ocurre la madre quedara apegada al niño y esto no le permitirá crecer ni ser un individuo independiente.
Esto se logrará en la medida en que el papá asuma su responsabilidad en el cuidado del niño, ya sea cambiándolo, jugando con él, estimulándolo, dándole espacio a la madre para que descanse y tenga tiempo para ella misma, así como también propiciando tiempos para la pareja.

La función del padre: En la relación con la hija/o, es fundamental que papá le enseñe a sentirse valorado, es decir querido, aceptado tal como es, amado. Es darle a su hijo una base de apoyo en su desarrollo y crecimiento basado en la valoración de quien es. Aquí es importante que papá desde pequeño exprese palabras positivas, reconozca las cualidades y belleza interior y exterior en su hijo, juegue y comparta con él. De esto dependerá muchísimo la valoración propia de este niño hacia el mismo.

La Función del padre con el niño: En la relación con el hijo el padre es un modelo de imitación de conductas, maneras de ser y de comportarse con el mismo y con los demás. Papá hace un gran aporte a la identidad del niño, la cual no consiste en decirle quien es, sino decirle que “eres tú un hombre como papá”.
También papá aporta seguridad y confianza en el hijo. Cuando el niño se siente amado por su padre no tiene nada que temer, siente la confianza de hablar con él, expresarle lo que siente, y experimenta no solo que le cuida, le protege y le ama a él sino también a su madre y hermanos.
Al igual que en las niñas el padre propicia la salida del hijo del ambiente materno facilitando así su crecimiento y desarrollo como individuo. El rol del padre en la familia es esencial, porque aporta seguridad, confianza y cariño y permite un desarrollo integral de la familia.

San José como modelo

Todo esto lo vive San José, en la Sagrada Familia de Nazaret. El es el padre adoptivo de la Palabra hecha carne, Jesucristo, Hijo de Dios, es decir, hace las veces del rol del Padre celestial. Por eso si queremos ser buenos padres miremos a San José, el varón justo. José es un hombre que escucha a Dios, se comunica con El, por la oración, obedece, se deja guiar, aprende en la marcha. Juntos resuelven las dificultades. Se apoyan el uno al otro. María, San José y el niño Dios, van creciendo, aprendiendo, formándose en Familia.
Mucho más podríamos decir, pero nos basta con recordar que: Tenemos un Padre Dios que nos cuida, que vela por nosotros, que está a nuestro lado siempre. San José es quien mejor lo imita y gracias a San José conocemos el amor del Padre Dios.
¡Feliz Día a todos los Papas!

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad del autor.

Publicado el sábado 20 de junio de 2020

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.



CONTENIDO PATROCINADO