Lunes 10 de diciembre de 2018
→ Ver pronóstico

  • 31°C
  • H: 27%
  • P: 1011
  • V: Noroeste


Mario Tierno, frente a la isla volcánica Kilawea, en Hawaii

Mario Tierno, frente a la isla volcánica Kilawea, en Hawaii

El talentoso músico lujanense Mario Tierno comenzó, en mayo pasado, una gira mundial que lo lleva por diferentes países latinoamericanos, la isla de Hawaii y, otros destinos, hasta llegar a Japón.

Aquí comparte sus experiencias, del primer tramo a bordo del barco, en donde actúa, entre otros, junto a los Indios Tacunau.

Crónica de una experiencia única relatada en pleno viaje.

– Exactamente a las 12 y 53 minutos de la tarde del día 4 de Mayo dejábamos territorio Argentino, sentí una sensación muy extraña al elevarse el avión, era como que dejaba la mitad de mi vida allí, y en cierta manera era así, ahí están mis seres del alma, mi familia, mis amigos, aquellos que apostaron a mi la primera vez y hoy nuevamente siguen confiando en aquello que una vez soñé como mi forma de vida, y alentándome para que realice esta nueva gira mas larga aun que la primera.

– El vuelo en general fue muy bueno, un poco de movimiento al cruzar la majestuosa Cordillera de los Andes, la vista es imponente, con sus picos en general nevados recién con las primeras nevadas del otoño, la tierra toma un color extraordinario con la luz solar, y uno se siente traspasar el umbral de la cuarta dimensión al recorrerla.

En tan solo dos horas de vuelo llegamos a Santiago de Chile, una combi nos trasladó hasta Valparaíso una distancia de 150 kilómetros entre cerros y caminos muy pintorescos y gratificantes para el alma; pasamos por una zona de muchos viñedos, diría que los mejores de Chile según nos dijeron, de esa cepa cultivan el vino Concha y Toro, me llamo la atención el sistema que utilizan para proteger los viñedos de la helada, cada unos cuantos metros se encuentran ventiladores enormes de seis o siete metros de altura que a través de un sistema de calentamiento todo el viñedo es cubierto por un aire caliente que despide el ventilador para permitir mantener las plantas calientes lejos del frío de las heladas matinales.

Todo esta muy cuidado y limpio, permitiendo un viaje cómodo por la autopista que comunica Santiago de Chile con Valparaíso y Viña del mar; el guía nos fue relatando durante el viaje el sistema de viviendas que utilizan en los barrios nuevos que construyen en la montaña, con complejos de escuelas, bancos y supermercados, todo muy práctico a pesar de encontrarse con una situación política un tanto incomoda según la gente que nos hacia diferentes comentarios sobre la política actual del país.

Al llegar a Valparaíso y encontrarnos con la figura del barco anclado allí esperándonos sentí mucha nostalgia y alegría a la vez por que el fue y será nuestro hogar durante esta estadía que comprenden seis largos meses de viaje; compartimos momentos muy especiales en el Nippon Maru, es un grupo humano muy importante en general desde el pasajero turista a nuestros compañeros de trabajo.

Cenamos y descansamos luego de haber recorrido gran parte de la ciudad, es muy pintoresca. Desde el barco se divisa a lo lejos sobre la montaña gran cantidad de casitas muy humildes pero bonitas, con caminos que suben y bajan dejando a nuestros ojos extasiados por el colorido.

Hoy cinco de Mayo zarpará el Nippon a las 20hs hora chilena con destino Perú, y durante el recorrido actuaremos en el teatro del Barco junto a los Indios Tacunau, una experiencia alucinante para todos, principalmente para Pelusa que lo hará con nosotros junto a su padre y su tío, luego nos trasladaremos a Costa Rica y Ecuador, donde el barco deberá regirse por un nuevo plan de viaje, dejando de lado México debido al gran problema de la fiebre porcina, esto nos hace perdernos un periplo extraordinario de lugares exóticos propios de ese lugar, pero lamentablemente no podremos bajar allí, el barco deberá permanecer en el agua por algunos días hasta retomar el camino hacia Hawaii al que estamos muy ansiosos de conocer.

Tierno, a bordo del barco junto a Pelusa Tacuanu Cuarteto y Los Indios Tacunau

Tierno, a bordo del barco junto a Pelusa Tacunau Cuarteto y Los Indios Tacunau

DESPEDIDA DE HAWAII

– Y así, con una tarde tan bella como la que ingresamos, vamos dejando este paraíso terrenal del pacífico, que ha cautivado a tantos artistas de Hollywood, tantos empresarios y tantos humildes soñadores como nosotros, que solo podíamos apreciar esas majestuosas playas en las películas o solo por sueños, esos sueños que hoy vimos realizarse a través de nuestra estadía de cuatro días en Hawaii.

Al ingresar lo hicimos después de un largo recorrido desde Acapulco – México al que solo pudimos apreciar sus costas por el gran problema de la medida de seguridad ante la supuesta “FIEBRE PORCINA”, que nos impidió bajar.

Como decía anteriormente ingresamos por la isla grande de Hawaii llamada Hilo, allí permanecimos por dos días recorriendo una parte de la isla caminando; al llegar la tarde se organizó una cena al estilo Hawaiiano muy variada en alimentos en el sexto piso del barco, con un panorama casi de película, mientras nosotros cenábamos, a nuestras espaldas el magma de lava candente llegaba al mar por conductos subterráneos que a medida que salían a la superficie arrasaban con todo lo que encontraba a su paso, recreando ante nuestros ojos un marco imponente con gran colorido, mas precisamente de color rojo, con grandes nubes que emanaban diferentes vapores de sustancias tales como el cianuro y otros sulfuros dejando una cortina gigantesca de humo que se elevaba hacia el cielo mezclándose con las nubes dejándonos una vista extraordinaria de colores en degrade.

La cena estuvo precedida por distintos momentos y sabores gastronómicos, me sentí muy extraño entre ese elixir de colores y manjares que afirmaban puntualmente lo de nuestra llegada a la isla de Hawaii; mi mente comenzó a recrear diferentes momentos de mi vida, aquellos periplos imaginarios que realizábamos con mis amigos de la infancia como Carlitos Parra o con Marcelo Boetcher y sus hermanos; me vino a la memoria la entrañable imagen de Lito Beltran, mi gran amigo que desde chico compartimos tantas emociones y viajes imaginarios también, esa infancia que ya incorporaba sueños y situaciones, diferentes sensaciones que en aquella época nos hacían sentir aunque mas no sea, en estos recónditos lugares del planeta que hoy estoy viviendo tan plenamente.

Al llegar a Honolulu, la ciudad más importante de Hawaii sentí una sensación de emoción que me llenó el alma y el cuerpo, este cuerpo un poco cansado de navegar pero que al fin pisaba tierra firme, una tierra tan llena de misterios y colores pero tan real como en mis propios sueños.

La ciudad es muy bella, naturalmente esta regida por la bandera norteamericana, conservando en su mayoría, las fachadas típicas de Estados Unidos; se maneja un poder adquisitivo muy elevado naturalmente, toda la ciudad esta muy bien mantenida en el servicio de limpieza y en transito automotor, permitiéndonos circular sin ningún problema, el colorido es majestuoso, vemos permanentemente avenidas con muchas variedades de plantas y flores, principalmente grandes palmeras en toda la isla que le dan la escenografía justa a la misma.

Poder caminar en la playa sobre esas arenas que fueron visitadas por tanta gente famosa y representativa del mundo del espectáculo, amores que habrán nacido seguramente bañados por la luz de la misma luna que ahora nos atrapa sigilosamente, convirtiéndonos en seres afortunados y llenos de felicidad, verdaderamente lo hacen sentir a uno un cholulismo acelerado pero justificado, corriendo desesperadamente por la costa entre palmeras y mar, saludando a un grupo de pájaros de la fauna marina mezclando su plumaje colorido con los pequeños rayos de un sol que se va apagando lentamente ante nuestros ojos para recibir a la noche mas negra y a todas las estrellas mas brillantes de ese impactante cielo Hawaiiano.

Publicado el domingo 12 de julio de 2009

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.

<


  • También te puede interesar…