Domingo 26 de junio de 2022
→ Ver pronóstico

  • 4°C
  • H: 86%
  • P: 1030
  • V: Sud Sudeste

Antiguas rivalidades entre lujanenses y porteños, fueron tal vez la causa de la demora para que se nos declare ciudad y también para que en lugar de La Plata fuera Luján la capital de la Provincia de Buenos Aires.   

Hay detalles en la historia de nuestra Villa que no merecen el castigo de ser olvidados. Es por ello que estas páginas consideran un deber difundir estas pinceladas del ayer con la pretensión de que ellas se instalen en el corazón de los lujanenses actuales, y que nos permitan conocer un poco más sobre la tierra que hemos recibido como herencia de nuestros mayores y que legaremos a los hijos que tengan nuestros hijos. Porque estos detalles dan cuenta de la importancia que tuvo Luján en los máximos acontecimientos de la Patria.

ANTECEDENTES DE UN PUEBLO

En l637 don Marcos de Sequeyras construyó su casco de estancia junto al río, a la altura de la actual Dr. Muñiz; en l671 doña Ana de Matos trajo a este paraje a la Sagrada Imagen de María; en l685 fue inaugurado el primer gran templo de la Virgen de Luján; en l755 logramos el título de Villa, con lo cual podíamos tomar nuestras propias decisiones al dejar de depender del cabildo de Buenos Aires. Primero el gobernador y después el rey de España habían firmado para la creación de la Villa de Nuestra Señora de Luján y en consecuencia, pasábamos a tener nuestro propio Regimiento, Justicia y también Cabildo, el único en toda la dilatada campaña bonaerense, motivo por el cual nació la rivalidad con el otro cabildo, el de Buenos Aires.   

GESTIONES PARA SER CIUDAD

Desde aquí habían partido las tropas para defender a Buenos Aires de las Invasiones Inglesas; los lujanenses habíamos sido los primeros en todo el Virreinato del Río de la Plata en adherir a la Revolución de Mayo de l810, y tuvimos activa participación en la Asamblea del Año XIII y en el Congreso de Tucumán que declaró nuestra Independencia en l816. 

En l820 era alcalde ordinario de la Villa el comandante Dn. Salvador Aguirre, cuando se comienza a gestionar para Luján la categoría de ciudad, dado que el tráfico de carretas, la creciente afluencia de devotos al Santuario y una significativa historia y tradiciones, habían sembrado en la Villa la idea de que este lugar fuera declarado ciudad. A raíz de esto, en acuerdo del 7 de junio de l820 el Cabildo de Luján aprobó dicha iniciativa y quedaron substanciadas las diligencias ante el gobierno provincial a fin de conseguir dicha declaración.

LA ULTIMA REUNION DEL CABILDO DE LUJAN

Pero el momento no fue oportuno ya que nueve días después de iniciadas dichas diligencias, Luján decide enfrentar al poder porteño nombrando en esta Villa gobernador a Soler echando así más leña al fuego a la rivalidad entre ambos cabildos. 

Como es fácil de imaginar, la petición del título de ciudad fue a parar a vía muerta y además, un año después, el gobernador Martín Rodríguez, a instancias de Bernardino Rivadavia logró a través de la Junta de Representantes que se suprimieran los cabildos por ser ellos: “focos de perturbación y desorden”. Por lo tanto, el 31 de diciembre de 1821, el alcalde ordinario Dn. Francisco Sosa presidió la última reunión del Cabildo de Luján. Y el proyecto del título de ciudad quedó sepultado en el olvido.

CAPITAL DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Muchos años después Luján volvió a la carga pero con un objetivo más grande aún: convertiste en capital de la Provincia. Al respecto, entre el 14 de agosto de l880 y el 7 de abril de l885 la documentación oficial registra una serie de datos importantes que certifican reiteradas gestiones en tal sentido. 

Todo comenzó con la federalización de la ciudad de Buenos Aires como capital de la República y la necesidad de erigir fuera de ella la nueva capital de la Provincia. Esto hizo que Luján creyera que había llegado su oportunidad y actuó en consecuencia. 

Toda la Villa se movilizó en pos de este objetivo. Las autoridades locales, las fuerzas vivas y algunas personas de influencia en el ámbito provincial trabajaron duramente reuniendo información y presentando argumentos sobre la importancia de la Villa de Luján y la conveniencia de erigirla en capital de la provincia de Buenos Aires. Y las gestiones no decayeron, aún cuando el doctor Dardo Rocha fundó el 19 de noviembre de 1882 la nueva ciudad de La Plata para sede del gobierno provincial.

Luján era ya un pueblo de acendradas tradiciones, se había convertido en la Capital de la Fe, era el paso y posta obligada hacia las provincias del norte, había sido protagonista de los máximos acontecimientos de la Patria y hasta había tenido la arrogancia de nombrar a un gobernador por su cuenta, además de haber sido declarada Villa con la oposición de Buenos Aires. 

EL LOGRO DE UN VIEJO ANHELO

En l890, el año de la Revolución de la Unión Cívica, las gestiones para que Luján sea declarada ciudad se reanudaron por obra de D. Luis Jordán. Otra Argentina amanecía y algunas asperezas del pasado habían sido olvidadas. Otros eran los protagonistas cuando el 3 de mayo de l893 fue firmado el correspondiente y tan ansiado decreto por el cual, finalmente, nos convertimos en ciudad de Luján, aunque muchos hubieran querido que el nombre fuera: ciudad Villa de Luján.

El 7 de mayo el pueblo festejó tan magno acontecimiento con la presencia del arzobispo de Buenos Aires, monseñor León Federico Aneiros; del ministro de Obras y Servicios Públicos, Pastor Lacasa (en representación de Julio Argentino Roca); del senador provincial, don Rafael Hernández (hermano del autor del Martín Fierro); tedéum en el Santuario y banquete para las autoridades, en el Hotel “El Progreso”, de Enrique Soroskinqui.

Cosas del Luján de antaño… 

JUNTA MUNICIPAL DE ESTUDIOS HISTORICOS.

Publicado el martes 3 de mayo de 2022

Date test: 2022-05-03T06:05:13Z

Modificado: 2022-05-03

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.