Viernes 24 de septiembre de 2021
→ Ver pronóstico

  • 19°C
  • H: 48%
  • P: 1022
  • V: Noreste

Evocar a la Mujer. ¡Qué responsabilidad!
Ya no dudo de que mis ancestros han elegido que transitara este planeta como mujer. Y también que lo he aceptado con amor, decisión y conciencia. Desde las dieciocho y diez minutos de los primeros días de Enero con el primer suspiro hasta este instante, fui tomando decisiones inconscientes y no tanto. Pero con la clara certeza de algunos
mandatos (muy, muy pocos) y con mucho, mucho amor.
Este transitar en el espacio terrenal maravilloso, me llevó a ser profesional de la Salud, Madre, Amiga, Prima, Hija, Hermana, Amante, Novia, algo Deportista y Artista. Todos estos roles los viví con eterna felicidad cuando eran con Libertad. El deseo siempre fue el motor de mis acciones.

Conformamos con mi hija una familia monoparental (“mameral”) no por decisión sino por ausencia de responsabilidad amorosa y etc.  A pesar de ser ello un modo de vida muy complicado y adverso (sobretodo para mi hija), hoy sólo puedo estar agradecida.

Me habilitó a conocer mi capacidad de reinventarme, descubrir los seres que decidieron acompañarme, los que no pudieron, y como agüita fresca de manantial, surgieron oportunidades para crecer.

Soy payaso de hospital como la «Dra Cereza-Nita» y durante la travesía junto a un grupo maravilloso, aparecieron Maestros de escasos añitos que me enseñaron que una sonrisa sincera puede bajar la fiebre más que un antifebril.
Visité la Selva Misionera para curar los dientes a los niñ@s de una escuela y nos sanamos jugando, cantando y preparando la comida que ell@s sabían cocinar.
También me enfrenté con abogados faltos de ética y humanidad. Y juezas corruptas, que no escuchan ni trabajan lealmente.

Recibí abrazos de los que peor remunerados estaban. Personal administrativo, policía, otras mamás con rostros desfigurados de insomnio e injusticia.
Pero a pesar de todo, HOY es un día glorioso. Porque si no fuera ésa mi historia, no viviría con plena felicidad este momento. Ni hubiesen mutado mis lágrimas en sueños nuevos que, junto a otros seres resilientes y amorosos, armamos mantas de cuadrados de crochet para abrigar ; encuentros en instituciones para promover la salud y transmitir que el autocuidado es posible; cuentos de niños para despertar recuerdos que hacen cosquillas en la panza a todas las edades.

El anhelo que Hoy tengo es que podamos conformar un gran círculo de Amor, Respeto Y Libertad.
Pero incluyendo a todos. Mujeres y a vos… Hombre.

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad de la autora

Publicado el domingo 7 de marzo de 2021

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.