Martes 22 de junio de 2021
→ Ver pronóstico

  • 10°C
  • H: 93%
  • P: 1023
  • V: Este

El 8 de Mayo celebramos la Fiesta Patronal de Nuestra Señora, así como el 8 de diciembre la veneramos como Patrona de la Argentina.

¿Qué podemos recordar de Nuestra Señora?

Dos imágenes viajaban a Sumampa (Sur de Santiago del Estero) desde Brasil (San Pablo); la Virgen con el Niño y la Inmaculada Concepción que nos sigue acompañando. Habían sido pedidas por un portugués, Antonio Farías de Saá, que estaba levantando una capilla en su estancia de Sumampa.
Era el año 1630, las Imágenes llegaron al puerto de Buenos Aires. Los carreteros que llevaban la Imagen fueron por un camino que no era el oficial o “Camino Real”, por Paso del Rey (ruta 7), sino por el camino “viejo “por el Paso Morales (ruta 8). Es posible que el objetivo fuera evadir la Guardia de Luján. Recordemos que el 6 de septiembre de 1663, el gobernador José Martínez de Salazar ordenó que el tránsito entre la capital rioplatense y el interior se hiciera por la Guardia de Luján, que estaba junto a la estancia del capitán Juan de Rocha. Así se procuraba combatir el contrabando y aumentar los ingresos fiscales. La Guardia estaba en la banda occidental del río Luján,
cerca de la localidad Lujanense de Carlos Keen. Hacia marzo de 1756 la Guardia fue trasladada a las proximidades del santuario de Nuestra Señora de Luján, donde se construía un puente, por iniciativa de don Juan de Lezica y Torrezuri, que fue inaugurado en 1758.

Las carretas alcanzaron a los campos de la familia Rosendo- González Filiano, Villa Rosa (Pilar), donde ocurrió la detención milagrosa de la carreta, relatada en forma oral y escrita muchos años después. Allí quedó la imagen de la Pura y Limpia Concepción, junto al negro Manuel, fiel custodio de María. Como el lugar quedó prácticamente despoblado y desolado, y eran muchos los peregrinos que llegaban al lugar, porque la Virgen demostró enseguida sus prodigios y derramó sus Gracias es traída a la población de Luján en 1671 por Doña Ana de Matos, a su estancia sobre el río Luján. Comprada por esta dama en un valor que no fue menor a doscientos pesos (precio de una estancia). Ana de Matos en su último testamento (1697) expresó que la imagen la había adquirido a través de una compraventa. Por el negro Manuel se pagaron cien pesos.

Fue ubicada en un cuarto de su casa, luego le erigió un oratorio y entre 1677 y 1685 le edifica una capilla de ladrillo (calle San Martín, antes de 9 de julio), que se llamó capilla de Montalvo por don Pedro Montalvo quien, agradecido por la salud recibida de “tan buena Señora y Madre”, se radicó en el pueblo de Luján y se convirtió en el primer capellán de la Virgen.

En 1682, Ana de Matos para asentar esta efigie mariana le dona tierras: una manzana circular, cuyo centro era la capilla en construcción y un cuarto de legua de estancia en la otra banda del río de Luján para que con su producido se costeara el culto religioso a la Virgen.
El lugar se destacó por la llegada de peregrinos o romeros que venían a venerar a María y el lugar es nombrado en 1730, Parroquia. De esta manera se celebraron bautismos, se anotaban defunciones y luego casamientos. Los Libros Parroquiales mencionados se conservan en el archivo de la Basílica Nacional de Luján. María de Luján tuvo su 2ª templo (1763) por iniciativa de Don Juan de Lezica y Torrezuri, quién se vinculó a Luján por una gratitud especial a la Virgen por haberse curado de una grave enfermedad, este santuario fue elevado en el lugar donde se levanta la majestuosa Basílica, donde se alza la nave oriental. Tirado abajo cuando laBasílica llegó con su construcción a la altura de sus torres.

El amor y la fe hacia Nuestra Señora siguieron reuniendo peregrinos

El 17 de octubre de 1755 el gobernador Andonaegui a iniciativas de Lezica y Torrezuri le da el título de Villa a la población y por esta razón se creaba el Cabildo.
La Villa tenía una vida animada por los viajeros y romeros, pero era acechado por los perros cimarrones y los indígenas que realizaban malones sobre el lugar, razón por la cual los vecinos buscaban agruparse. Hay otra figura femenina: Magdalena Gómez de Díaz Altamirano quien había comprado las tierras de Ana de Matos y permitió realizar loteos alrededor del santuario y donó las tierras para la actual plaza Belgrano(1742), llamada Plaza Real o Constitución, comenzando la traza urbana de nuestro pueblo.

La figura de Jorge María Salvaire, vicentino francés salvado milagrosamente en una expedición que realizara ante los indígenas y acusado de llevar la fiebre amarilla, le promete a la Virgen, por esta razón, escribir su historia y levantarle un templo. Cumple con los dos ofrecimientos. En 1885 se edita la obra sobre Luján: La Historia de Nuestra Señora de Luján, de dos volúmenes y en 1887 se coloca la piedra fundamental de la actual Basílica. El 6 de mayo de 1890, monseñor Aneiros bendice la apertura de los cimientos. El Padre Salvaire es uno de los hacedores de la gran Basílica, monumento Histórico Nacional junto al Cabildo, el Real Estanco de Tabacos y la Casa de Pepa
Galarza y también la casa donde funciona el Museo Casa de Ameghino. El Padre Salvaire muere el 4 de febrero de 1899, sin ver terminada su obra.

Pero ¿porqué este día 8 de Mayo es nuestra fiesta patronal y el 8 de diciembre la fiesta nacional de María como Patrona del país?
El Padre Jorge María Salvaire logró la coronación de la Virgen y buscó los medios para efectuar la corona con donaciones, joyas, metal precioso y así lograr la materia prima para confeccionarla. En París encuentra un excelente orfebre para realizar la obra de arte de la corona y viajó a Roma para entrevistarse con el Papa León XIII. El 30 de septiembre de 1886, el Santo Padre le concede la audiencia tan ansiada y en ella el Padre Salvaire le habla de la Virgen, de sus milagros, de la fe y devoción del pueblo hacia ella Así el Santo Padre tomó en sus manos la Corona y la bendijo, y da la autorización para que Monseñor Aneiros la coronara en su nombre. El Santo Padre dispuso que el cuarto Domingo de Pascua fuera el día de Nuestra Señora de Luján. Al
año siguiente el cuarto doménico (domingo de Pascua) era el 8 de Mayo de 1887 y se coronó la Imagen de Nuestra Patrona.

El 8 de diciembre es el día de la Inmaculada Concepción, porque esa es la imagen que está cubierta de plata, porque al ser de arcilla cocida, se temía que se desintegrara, sólo vemos de la imagen original, sus manos en oración y su rostro, se la viste y se coloca el manto y la rayera. Ella es la: Patrona de la República Argentina.

En el año 1964 el Papa Pablo VI, dispone que para que no hubiera confusión con las fechas, respecto al cuarto Domingo de Pascua dispuesto por León XIII, el Día de Nuestra Señora de Luján, Patrona de nuestra localidad quedara definitivamente el 8 de mayo y el 8 de diciembre el día de la Patrona de la Argentina. Homenajear a María de Luján es nuestra obligación como vecinos de Luján. La humildad, la sencillez, los valores de amor, de acercamiento a los más necesitados, escuchar, proteger, unir que la Virgen nos transmite deben ser nuestros objetivos en este camino de la democracia que estamos transitando, tan difíciles por la enfermedad viral que nos acecha y la pandemia que el mundo sufre.

Publicado el sábado 8 de mayo de 2021

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.