Viernes 14 de diciembre de 2018
→ Ver pronóstico

  • 21°C
  • H: 77%
  • P: 1009
  • V: Oeste


MANTO. El párroco Blanchoud exibe la imagen con el nuevo atuendo

MANTO. El párroco Blanchoud exhibe la imagen con el nuevo atuendo

En el marco de las celebraciones previas al día de la Virgen de Luján, se llevó a cabo el “Cambio de manto”, ceremonia que como cada año provoca una singular atracción.

Por orden del arzobispo Agustín Radrizzani, la imagen del milagro fue descendida de lo más alto del altar y reacondicionada con el nuevo manto a las 12,30 del domingo y en medio de una multitud.

“Nuestro arzobispo Agustín no ha podido estar presente, pero me pidió que bajemos la imagen para ponerle el nuevo manto y que esté preparada para la fiesta del 8 de mayo” dijo el padre Daniel Blanchound, párroco y rector de la Basílica.

Como ocurre todos los años, el domingo previo al día de la Virgen, se le retira a la imagen el manto que utilizó durante todo el año y se le coloca uno nuevo, especialmente confeccionado.  El manto viejo, será luego cortado en pequeños trozos para repartir entre los feligreces que visitan el santuario.

El párroco bendijo el vestido blanco y la capa de color celeste, que luego se colocaron por encima de la carcaza metálica que cubre la imagen de terracota que se quedara en Luján en el año 1630.

dsc_0007.jpgdsc_0035.jpgdsc_0041.jpgdsc_0045.jpgdsc_0080.jpgdsc_0121.jpg

Homilía del Padre Daniel Blanchoud

¡Qué importante es la ropa! A veces es el uniforme que nos da pertenencia a un grupo, a veces nos identifica como integrantes de tal o cual grupo, los que simpatizan con algún equipo de fútbol se sienten más ligados a las situaciones del equipo.-

El vestido nos cubre, nos abriga, nos protege…

Hoy le estamos cambiando el vestido a la Virgen y sentimos que ese vestido se va a multiplicar para cubrirnos a todos con sus gracias y favores.-

¿Quién no se emocionó cuando bajamos recién a la Virgen o cuando le fuimos sacando el vestido que usara el año pasado?

Ahora la Virgen ya ha sido revestida con el nuevo manto, ahora la vemos otra vez hermosa, adornada, embellecida. El manto que usara el año pasado pronto empezará a cortarse y Dios mediante, a pegarse a las estampas que se entregarán el próximo 8 de mayo.-

¿Qué le pedimos a la Virgen? Queremos que nos cubra con su manto de bondad, para que también seamos buenos.-

Queremos que nos cubra con el manto de la fidelidad, para que como Ella, también nosotros podamos decirle siempre SÍ a lo que Dios nos pida.-

Queremos que nos cubra con el manto del servicio, para que también sirvamos a los hermanos, como lo hizo Ella en la persona de su prima Isabel o en las bodas de Caná.-

Queremos que nos cubra con el manto del consuelo, para poder nosotros consolar a los demás y ayudar a aquellos que más los necesiten.-

Queremos ser también vestidos con el manto de la caridad y del amor fraterno, porque hay muchos desnudos por falta de comprensión, de justicia…

Hoy participamos de una manera especial de este sacramental, y seguramente experimentamos ya desde ahora las gracias que la Virgen nos está dando…

Pidámosle a la Virgen, revestirnos de los sentimientos de Cristo. Pidamos poder actualizar en nosotros las gracias que hemos recibido en el día de nuestro bautismo, pidamos vivir coherentemente nuestra respuesta de fe, pidamos también que no tengamos miedo de proclamar las maravillas de Dios.-

El cambio de vestido de la Virgen nos mueve, también a nosotros a cambiar, a transformarnos y renovarnos, a vivir nuestra respuesta de fe.-

¿Qué nos llevamos de la celebración? La presencia de la Virgen por casi trescientos ochenta años, su fidelidad a la voluntad de Dios, la alegría de haber compartido con otros hermanos este momento.-

¿A qué nos mueve esta celebración? A vestir y también revestir a tantos hermanos que están padeciendo diversos tipos de injusticias, a cubrir a quienes se sienten lejos y sin ningún tipo de ayuda… ¡Cuántos hombres y mujeres están desnudos, aunque estén vestidos!

Unidos en la oración común, hemos puesto nuestras faltas de vestido, que nos muestran lo frágiles que somos –tal vez como esta imagen que cuidamos y veneramos con tanto cariño- , lo débiles que estamos a veces en nuestra fe.-

Le pedimos a la Virgen que nos cubra y cubra a toda nuestra patria con su manto, como lo ha hecho desde hace tanto tiempo. Le pedimos también fuerzas para anunciar el Evangelio y desde el Evangelio proclamar LA NOTICIA DE LA LIBERACIÓN.-

María, nos cuide, María nos guarde, María nos proteja, que su manto nos ayude a buscar todo lo bueno y a apartarnos del mal.-

En este día, también rezamos por los sacerdotes, que sean dóciles a la Voluntad de Dios, por los Seminaristas, religiosos y religiosas, para que se llenen de los sentimientos de Jesús y vivan su fe con alegría. Por todos y cada uno de nosotros para que como María cantemos las maravillas del Señor.-

Pidamos por último por nuestro pueblo argentino, que la Virgen nos alcance de Jesús una abundante bendición.

manto21.jpgmanto31.jpgmanto41.jpgmanto5.jpg

Otra bendición

Asimismo se bendijo el manto que cubrirá una réplica de la imagen de la Virgen, que desde esta semana estará una nueva parroquia de la localidad de Zelaya. Se cree que allí está el poblado más cercano al lugar del milagro de la Virgen. La nueva parroquia se llamará “Nuestra Señora de Luján y San José.

Publicado el martes 5 de mayo de 2009

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.

<


  • También te puede interesar…