Sábado 31 de octubre de 2020
→ Ver pronóstico

  • 11°C
  • H: 76%
  • P: 1027
  • V: Sudeste

Observo algunas respuestas sociales preocupantes a mi entender. Muchas personas pueden creer que como “no lo veo y no lo toco entonces, no me toca”. Y si no nos toca, “las medidas de aislamiento son demasiado estrictas”. Otros sienten que “como no lo veo, no sé por dónde me viene a atacar, le temo. Tengo pánico. Me aterra”. Y se aíslan completamente de la sociedad.

Una Simple explicación

¿Qué es una pandemia como la que estamos padeciendo todos? Aparece un enemigo invisible que tiene a los mayores en vilo y a los menores sin ninguna sintomatología pudiendo ser portadores. Les paso a explicar brevemente de qué se trata.
El virus contagia a través de gotitas despedidas de una persona infectada ingresando a otra por boca, nariz u ojos. También podríamos contagiarnos si tocamos lugares donde se encuentra el virus y luego nos tocamos la cara.
Durante los primeros cinco días de contagio puede ser que no de síntomas. Pero ya empieza a contagiar cuando el portador tose, estornuda o habla. Cuando el virus llega al pulmón se sigue replicando. El organismo produce una respuesta inflamatoria, que puede provocar dolor de garganta, los conductos bronquiales se inflaman y se genera tos seca. Puede tener pérdida gusto y olfato. Comienza a tener temperatura elevada. Sensación de malestar y pérdida de apetito. La mayoría de las personas logran combatir al virus sin tratamiento, en reposo, ingiriendo líquidos y bajando la temperatura.
Los casos más graves se dan en personas con enfermedades preexistentes y/o mayores de 65 años.
Si el virus actúa en los receptores de los alveolos pulmonares, la situación puede empeorar. Se puede producir una pulmonía bilateral que dificulta la respiración. Esto implica que el oxígeno, no llegue a la sangre. Cuando los alveolos se llenan de líquido se deriva a cuadros más graves. El paciente necesita ser conectado a un respirador y puede producir alteraciones en distintos órganos como corazón, riñón e hígado. También puede producirse un shock séptico.

¿Cómo nos cuidamos?

¿Cuáles son las medidas de precaución? Lavarse las manos con agua y jabón de ambos lados hasta las muñecas, ponerse alcohol en gel, podemos desinfectar las superficies del hogar con agua y lavandina (1 cdita. de té un 1l.de agua) también todos los alimentos crudos que vamos a consumir o rociar con alcohol al 70% todos los paquetes que traemos de las compras. En cada una de nuestras salidas debemos usar barbijos y si es posible anteojos. Al regresar debemos higienizarnos, sacarnos la ropa y zapatos que hayamos utilizado.
El aislamiento es lo mejor, pero no nos olvidemos que podemos presentar otras patologías y nos las tenemos en cuenta. Para eso debemos concurrir al médico ante un síntoma como dolor de cabeza, conjuntivitis, dolor de garganta, obstrucción bronquial, etc. Debemos tratar de no colapsar las guardias médicas. Esas enfermedades las pueden tratar los médicos de cabecera.
Las clínicas y hospitales ya tienen lugares de aislamiento preparados para los que presentan fiebre y síntomas asociados al virus. Los consultorios médicos atienden con turnos sin que los pacientes tengan contacto con otros pacientes en la sala de espera y se tienen las medidas de bioseguridad correspondientes.

Los Chicos primero

Muchos se olvidan que deben continuar con los controles. Registro en mi consultorio y con otros colegas, que hay niños y adultos que suspenden controles y turnos. Lo que tal vez sea muy perjudicial para su salud particular y comunitaria.
Como pediatra recomiendo todas las medidas emanadas del gobierno nacional que están realizadas y avaladas por los mejores infectólogos del país: aislamiento, lavado de manos, evitar tocarse la cara, distanciamiento social, limpieza de ropa y calzado, salidas por necesitad extrema.
A los que lamentablemente viven en un lugar precario, se recomienda lo mismo, aunque sea más difícil. Evitar reuniones sociales y circunscribir las actividades al lugar donde nos toca estar. No dudar de solicitar lavandina, jabón, agua potable y todo lo necesario para una buena alimentación. Las salitas médicas, los comedores barriales y las autoridades municipales estás preparados para ello.
Sugiero aplicar la vacuna antigripal, la anti-neumocóccica y las 2 dosis que corresponden de sarampión.
Si somos cuidadosos, respetuosos y tenemos empatía por el otro a este enemigo llamado comúnmente covid-19 (su nombre científico es Sars cov-2) lo podemos vencer entre todos.
No debemos pensar que hoy en nuestro vecindario no hay nadie contagiado o que a nosotros “no nos va a tocar”. Recordemos: no lo vemos, es invisible. Si miramos al este, al oeste o al norte del planeta, vemos una triste realidad que puede ser nuestro futuro si no nos cuidamos. Cuidate y quedate en casa.

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad del autor.

Publicado el sábado 23 de mayo de 2020

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.