Lunes 26 de octubre de 2020
→ Ver pronóstico

  • 19°C
  • H: 52%
  • P: 1014
  • V: Sur

El sindicalismo peronista nace en 1943, cuando el gobierno del presidente Ramírez designa al general Juan Perón al frente de la secretaría de trabajo y previsión social. Esta secretaría, a través del coronel Perón, comienza a formalizar grandes propuestas, entre ellas el estatuto del peón rural, que establecía mejoras en las condiciones laborales, aumento de salario y reducción horaria. Esta reducción establecía que, en vez de trabajar dieciséis horas, los peones trabajarían doce. Esto fue un gran logro ante una crueldad manifiesta por parte de la patronal.

Esta es una primera fase de la evolución histórica de lo que hoy conocemos como sindicalismo peronista, después de muchísimos años y muchísimos gobiernos nacidos bajo aquel origen peronista que daba vida a la clase trabajadora organizada y a la lucha sindical, para que los trabajadores estén cada vez mejor.

Hoy lamentablemente, nos encontramos con una realidad que no se asemeja a aquel origen. Es decir, nos gobiernan quienes deberían sostener aquellos principios del general Perón hacia los trabajadores y el sindicalismo, pero la actual realidad demuestra que, a lo largo de la historia, estos derechos laborales han sido olvidados. Los trabajadores luchamos y seguiremos luchando para el bienestar de millones de compañeros y compañeras que desarrollan la vida económica y productiva de la argentina. Por eso, este 17 de octubre, los más altos ideales peronistas siguen vivos en nuestra lucha sindical, recordando a todos y todas las que gestaron los derechos que hoy se ven vulnerados, y que no cesan de reclamar y exigir que se los respete y valore como tales.

Ante ello, es obligación de todo peronista bien nacido recordar a quién ha sido fundamental para que estos derechos tengan esa virtud. Aquella gran persona es la compañera Eva Duarte, que en esos días movilizó toda clase de acciones para liberar al compañero Juan Perón, que por implementar estos derechos fuera encarcelado en la isla Martin García. Es entonces la compañera Evita, en sí misma, “La Lealtad” que hoy nos moviliza.

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad del autor.

Publicado el viernes 16 de octubre de 2020

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.