Lunes 26 de octubre de 2020
→ Ver pronóstico
  • Mayormente nublado
  • 16°C
  • H: 100%
  • P: 1010
  • V: Sudoeste

Este fin de semana, desde la redacción de Luján en Línea, te traemos dos documentales de Netflix que, si todavía no viste, deberías ver ahora.
Estas dos películas documentales norteamericanas abordan temáticas cruciales para la sociedad global actual; dos grandes factores que ponen en detrimento tanto nuestra calidad de vida como nuestra salud: el cambio climático y las redes sociales.

A continuación, te explicamos qué hace a estas dos pelis tan interesantes y necesarias para educarnos sobre estos temas.

The Social Dilemma (2020)

Duración: 1 hora 34 minutos.
Dirección: Jeff Orlowski.
Traducido al español como “El dilema de las redes sociales”, este híbrido entre documental y drama expone el lado oscuro de las plataformas que más utilizamos: Facebook, Instagram, Google, YouTube, Snapchat, Pinterest, Reddit, Twitter, y más.

Por un lado, tenemos la parte documental de la película, contada en primera persona por jóvenes expertos que han trabajado y/o ayudado a crear estos grandes de la internet, muchos de los cuales dejaron sus bien pagos trabajos en las oficinas de Google o Facebook por cuestiones éticas, acompañados por testimonios de activistas
anti-redes, y diferentes expertos en comunicación, tecnología, sociología, salud mental y política.
Entre las denuncias más shockeantes, nos enteramos de las diferentes formas de manipulación de las que somos víctimas ignorantes: cómo las fake news se difunden mucho más rápido que las reales, cómo las redes influyen en la política y en las elecciones gubernamentales a nivel global, cómo solo vemos lo que los algoritmos nos sugieren, cómo nuestra atención está monetizada, o cómo el uso de las redes ha incrementado el número de depresión y suicidio juvenil.

¿Qué tan acertados estarán? Por lo pronto Facebook se tomó el trabajo de emitir un comunicado acusando al documental de “sensacionalista”
Por otro, está el drama familiar ficticio que acompaña la narración para ejemplificar todos estos peligros que los entrevistados denuncian. Una familia norteamericana de clase media cuyo día a día se ve intrínsecamente afectado por sus interacciones online. Los más expuestos al peligro, claro está, son los dos más jóvenes. El hijo del medio, un adolescente, y la hija menor, de 11 años.
¿Qué esperas para verlo y sacar tus propias conclusiones?

Kiss the Ground (Besa a la Tierra) (2020)

Duración: 1 hora 24 minutos.
Dirección: Rebecca Harrell Tickell y Joshua Tickell.
Narrado por el actor Woody Harrelson como una suerte de Morgan Freeman en “The Story of Us” (pero del cambio climático), este documental nos acerca información sobre cómo el suelo podría ser la mejor solución (y quizás, la única) para combatir el cambio climático y conservar la vida en el planeta. Y que quede claro que no hablamos sólo de plantas o animales, sino también de la nuestra.

Traducido al español como “Besa el suelo”, esta película nos informa sobre cómo podríamos revertir la inevitable crisis climática, empezando por uno, llegando, obviamente, a la sanción de leyes que regulen los desechos y emisiones tóxicas de las grandes industrias. Lo bueno de “Kiss the Ground” es exactamente eso- no sólo denuncia, sino que da soluciones, tan simples, que parece mentira que aún nuestros líderes mundiales no hayan hecho nada.

¿Por qué consumir menos productos animales es bueno para el planeta? ¿Por qué el labrado del suelo es tan dañino? ¿Por qué es necesario, no reducir, sino eliminar nuestra emisión de huella de carbono lo antes posible? Todas estas preguntas, y muchas más, tienen su respuesta en este imperdible documental.

Publicado el sábado 10 de octubre de 2020

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.