Domingo 20 de junio de 2021
→ Ver pronóstico

  • -2°C
  • H: 92%
  • P: 1024
  • V: Oste Sudoeste

En setiembre de 2020, se inició la construcción del Foro Lujan, de la Red Infancia Robada (RIR). Durante la semana del 7 al 10 de setiembre, se realizaron actividades con relación de los 30 años del femicidio de María Soledad Morales, en Catamarca.

La red cuenta con la Coordinación General Nacional de la Hna. Martha Pelloni y un equipo de referentes Nacionales.
La red ( https://www.infanciarobada.org/ ) está construida con los principios de horizontalidad y autonomía de cada foro, siendo coordinados, articulados a nivel nacional, generándose espacios de formación e intercambio de actividades y experiencias.
Tiene como misión articular acciones, sensibilizar, capacitar a la comunidad y asistir frente a las violencias, abuso sexual de niñas, niños y adolescentes, adicciones (sustancias, cibernéticas, pornografía, juego), bullying, grooming, trata y tráfico de personas.

Con relación al ABORTO, desde el Foro Lujan, queremos contribuir a la reflexión y sean dejado de lado los enfrentamientos estériles que solo reafirman las posiciones y no aportan nada en este momento de decisiones, nos volvemos a replantear una y mil veces el tema de la interrupción voluntaria del embarazo.
Consideramos humildemente, que se dá una puja de derechos, el del no nacido que porta el derecho a la vida y el de la mujer gestante que reclama el derecho a decidir.

Sin embargo, son posturas asimétricas:
Por un lado tenemos a una persona, que depende de la asistencia, el acompañamiento, el aporte de alimentos, de afecto, de lugar, etc. y no puede reclamarlo por sí mismo.
Y por otro a una persona, que necesita asistencia, acompañamiento, alimentos, afecto, lugar, etc. y lo reclama a viva voz.

Estamos en una sociedad en la que con vergüenza hemos tenido que reconocer que muchas veces se han dejado de lado los reclamos de los sin voz. Este es un caso más, y nuestra voz es posible, porque en algún momento alguien, en circunstancias diversas, nos ha respetado ese derecho.

Lógicamente que no estamos hablando de un instante en la vida, sino de toda una trayectoria de vida.
Los motivos que llevan a la interrupción de un embarazo demuestran el fracaso de una sociedad que no estuvo en algún momento clave: Nadie se embaraza para abortar, en sí mismo es una huella en la vida de la mujer, más allá de las circunstancias, que trasciende el hecho.

Si se ha llegado a un embarazo no deseado, es porque algo falló. Recibir, sostener, contener a las mujeres es parte de un abordaje respetuoso de los derechos humanos de todas las personas.
Es necesario reflexionar: ¿Hubo suficiente formación, para evitar los embarazos no deseados? ¿Están dadas las condiciones necesarias de acompañamiento, contención, lazos afectivos, sostenimiento en el puerperio?
¿Estamos promoviendo cambios socioculturales al respecto, comprendiendo la complejidad y el sufrimiento que hay callado en algunas de las historias de vida de estas mujeres?

Soluciones rápidas se expresan, más de una vez: se dice: “no están las condiciones, entonces que no continúe el embarazo” o “aunque no estén dadas las condiciones que continúe, sin acompañamiento a la mujer gestante y la vida en gestación”

Hay mucho por construir, en cuanto a la igualdad de derechos de las personas.
La Red sostiene la importancia de contar con recursos capaces de orientar en las áreas social, psicológica y jurídica, sin embargo lo principal es la actitud habilitante del voluntario, que se basa en la actitud habilitante, en el compromiso en generar vínculos auténticos, humanizantes, compasivos: dejándonos atravesar por la realidad del que sufre, y que nos transforme.

En conjunto debemos reclamar por el derecho a la información, a la educación sexual integral, al respeto a la dignidad de las personas, a un trato fundado en el diálogo y no a la violencia; sin cercenar el derecho humano a la vida, en toda circunstancia, que es vector de los derechos humanos.

El Papa Francisco nos dice: “El mundo existe para todos, porque todos los seres humanos nacemos en esta tierra con la misma dignidad. Las diferencias de color, religión, capacidades, lugar de nacimiento, lugar de residencia y tantas otras no pueden anteponerse o utilizarse para justificar los privilegios de unos sobre los derechos de todos.
Por consiguiente, como comunidad estamos conminados a garantizar que cada persona viva con dignidad y tenga oportunidades adecuadas a su desarrollo integral” (Fratelli Tutti. N.118)

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad de las autoras

Publicado el sábado 12 de diciembre de 2020

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.