Martes 9 de marzo de 2021
→ Ver pronóstico

  • 14°C
  • H: 87%
  • P: 1017
  • V: Sud Sudeste

Comenzó la temporada de pileta y el Dr. Diego Gutiérrez, Otorrinolaringólogo del Sanatorio Anchorena y referente de la compañía líder en tecnología para soluciones auditivas MED-EL, comparte algunas medidas que podemos adoptar para prevenir esta afección tan característica del verano.

Con la llegada del calor, suele creerse que ciertas patologías asociadas al invierno quedan en el olvido hasta la próxima estación, como es el caso de la otitis. Sin embargo, esta afección también se produce en verano, especialmente considerando que en esta época del año es habitual tener más contacto con el agua en piletas y superficies acuáticas naturales.

“La llamada ‘otitis de verano’ se genera en el oído externo y muchas veces es consecuencia de los productos utilizados para el mantenimiento de las piletas, como por ejemplo el cloro, que irritan la piel provocando micro erosiones que dejan pasar a las bacterias”, detalla. Y resalta que, si bien los niños por lo general se encuentran más expuestos a este tipo de patologías, los riesgos alcanzan a toda la población.

Para prevenir esta afección, el especialista recomienda consultar con el otorrino antes del inicio de la temporada de pileta o de vacacionar en lugares con río, mar o lagos y, entre otras medidas, también sugiere evitar el uso de hisopos para remover la cera, ya que pueden provocar pequeñas lastimaduras y favorecer la infección bacteriana.

“Los baños prolongados, por su parte, debilitan la piel del conducto auditivo externo, lo cual, sumado a la presencia de humedad y el cambio de pH, son la condición predisponente para las otitis externas bacterianas o micóticas”, señala el Dr. Diego Gutiérrez.

A continuación, el equipo de MED-EL comparte una serie de recomendaciones sencillas que podemos adoptar para no sufrir ciertas molestias, como dolor al tocar o mover la oreja, pérdida momentánea de audición, calor intenso en la zona afectada y hasta fiebre:

– Chequear con el médico que los conductos auditivos externos no tengan exceso de cerumen para evitar la humedad prolongada.

– Antes de meterse a la pileta, colocarse tres gotas de vaselina líquida, la cual actúa como una película protectora en el contacto con el agua. Al final del día, aplicar tres gotas de alcohol boricado, que acidifica la zona para disminuir el desarrollo de bacterias, ayudando a secar el conducto auditivo externo.

– De utilizar protectores, verificar que sean de la medida adecuada. Estos productos constituyen el método más efectivo para que el agua no ingrese a los oídos y son particularmente recomendables para casos recurrentes y pacientes con anatomía del conducto auditivo externo tendiente a retener agua.

– Procurar no sumergirse en aguas muy frías de golpe, porque el cambio brusco de temperatura daña las cavidades auditivas y propicia la aparición de infecciones.

(Gentileza de ‘Agencia Moscú’)

Publicado el martes 26 de enero de 2021

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.