Lunes 26 de julio de 2021
→ Ver pronóstico

  • 13°C
  • H: 37%
  • P: 1017
  • V: Sudoeste

Ezra, quien padece DIPG, que es un tipo de cáncer y necesita un tratamiento muy costoso y extenso, viajó con sus padres a los Estados Unidos para comenzar a tratarse. Y Luján en Línea dialogó con su madre, Yohanna Franco, quien nos contó cómo sigue el caso.

«Estamos en Estados Unidos, llegamos ayer a Houston y ya estamos instalados. Vinimos Ezra, el papá y yo. Nuestro hijo tiene DIPG, un cáncer que se da en el tronco encefálico y a medida que avanza lo va inhibiendo de las funciones principales de su cuerpo. Tanto es así que hoy en día no camina, no habla, tiene poca movilidad en los brazos y ya no deglute, ya no puede tragar ni sólidos ni líquidos», comenzó.

Y agregó, «En Argentina los médicos ya no le podían ofrecer más nada y en Houston hay tratamientos experimentales, particularmente uno que tiene muchos casos curados y en vías de curación. En la clínica tenemos que estar de seis a ocho semanas, después vamos a poder volver, pero entre un mes y dos meses después tendríamos que volver nuevamente, ya que el tratamiento lo vamos pagando cada tres meses. Porque lo que es el tratamiento nuevo en total son 18 meses de tratamiento».

«Ahora nosotros pudimos pagar los primeros tres meses, más las bombas que tiene que usar para que le pasen la medicación. Son 55.000 dólares en total lo que se puso para poder comenzar el tratamiento. Después son 15 meses más, que por mes son 17.000 dólares, por lo que iremos haciendo distintas colectas para poder recaudarlo, ya que solos se nos complica mucho. Y tenemos que hacer una terapia complementaria en Buenos Aires, que son 43.200 dólares, y estamos luchando para que el Banco Central nos permita hacer la transferencia en dólares, porque sino en pesos se iría a 6 millones 405 mil», afirmó.

«En la cuenta tenemos aproximadamente 4 millones y medio de pesos, gracias a las donaciones, pero tenemos que seguir recolectando para poder pagar tres meses más, además de la terapia en Buenos Aires, en lo inmediato, y lo que siga», sostuvo.

«Por suerte tuvimos apoyo también de algunos famosos, que ayudaron a la difusión del caso de Ezra. Ahora se sumó Santiago Maratea, que nos va a ayudar a juntar la plata que necesitamos para al menos terminar de cubrir los próximos tres meses del tratamiento. Además, la Municipalidad de Luján nos ayudó mucho con el tema de las VISAS, los pasaportes, hablaron con el Gobierno para que nos facilitaran los viajes sanitarios, que son gratuitos. Así que por suerte se encargaron de todo eso. Lo único que tuvimos que pagar fue el viaje de Miami a Houston. Y los gastos acá nos hacemos cargo nosotros, sale de la colecta con la que nos ayudó el pueblo, muchos vecinos a los que les estamos eternamente agradecidos», expresó.

«Para el día a día además La Municipalidad de Luján nos ayudó a conseguir la silla de ruedas, nos facilitaron el certificado de discapacidad, que nosotros lo necesitamos para poder luchar por la parte legal para que se empiece a investigar en Argentina, ya habiendo un niño reconocido como enfermo con DIPG, lo cual es muy importante no solo para nuestro hijo, sino para todos los niños que tienen esta enfermedad y necesitan una voz que hable por ellos. También nos ayudaron con la entrega para entrar en otro alquiler, lo cual escapaba mucho de nuestras manos y las condiciones de la casa anterior no eran las mejores para el nene, porque había humedad, agujeros en el techo, era de paja y había muchos bichos, arañas y hasta serpientes. Y pudieron tramitar para que Aerolíneas Argentinas nos diera los vuelos gratis, porque es una emergencia sanitaria por la salud de Ezra», indicó.

«Queremos agradecer muchísimo a cada lujanense, porque si hoy estamos en Houston, a nada de que el nene empiece su tratamiento, es gracias al granito de arena que puso cada uno. La gente que se acercó a conocer a Ezra, que nos dejaron buenas energías, nos desearon suerte y rezan por él. Eso nos ayudó muchísimo, no solamente en la parte económica, sino también en la parte afectiva, y nos empujó mucho porque nos sentimos contenidos, no nos sentimos solos y eso es gracias a la gente de Luján, que desde el minuto uno se puso la camiseta de Ezra, lo que para nosotros significó muchísimo», agradeció.

«Y también agradecer a Marcelo Sánchez, excombatiente de Malvinas que falleció por Covid, al que hoy lo vemos como un ángel que nos está guiando desde arriba, porque él creyó muchísimo en Ezra y luchó porque él pudiera tener todo lo que hoy tiene. Lo tenemos con nosotros, en el rosario que nos regaló para nuestro hijo. Quiero agradecerles para siempre a todos, porque están ayudando y colaborando a salvar la vida de mi hijo, y salvar una no es poco, es muchísimo», finalizó Yohanna Franco, madre de Ezra, quien aún necesita de la ayuda de todos para continuar con su tratamiento.

Publicado el jueves 15 de julio de 2021

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.