Sábado 25 de junio de 2022
→ Ver pronóstico

  • 4°C
  • H: 86%
  • P: 1033
  • V: Sud Sudoeste

El 2 de Abril de 1982, la Nación Argentina amaneció con la noticia de que fuerzas de la Armada Argentina habían ocupado militarmente las Islas Malvinas, usurpadas desde 1833 por el Reino Unido. El 10 de junio de 1829, el Comandante Luis Vernet había sido nombrado gobernador de las Islas Malvinas y del Atlántico Sur. En un acto de fuerza y piratería, fue desalojado por los ingleses al frente del Capitán Onslow, quien desembarcando en Puerto Soledad el 2 de enero de 1833 en la Corbeta Clío, tomó las Islas y éstas fueron consideradas inglesas. A partir de este momento todas las negociaciones para recuperarlas fueron diplomáticas. El 2 de abril de 1982, después de un siglo y medio de dominación se recuperaron las Islas.

“Las Islas Malvinas integran el territorio Argentino, lo advierten la plataforma submarina como la estructura geográfica del Archipiélago. Lo confirman, la soberanía española y Argentina y lo ratifican la voz del pueblo Argentino y las seguridades del Gobierno Nacional, que ha proclamado sin reservas que las Islas Malvinas son
Argentinas a través de los años»

Reconstruimos los hechos:

En 1945 se creó la Organización de las Naciones Unidas y el reclamo sobre las Islas se presentó en un foro internacional que tenía poder resolutivo. En 1960, la ONU emitió la Resolución 1514- Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales- la Argentina consideró que se podía aplicar a las Islas Malvinas. Los británicos desviaron la negociación sobre la soberanía y llevaron el tema hacia la autodeterminación de los colonos. La población no era originaria del lugar, sino traída por los invasores y así se consolidaba la acción del mismo invasor, dejando de ser razonable.

Las negociaciones terminaron con el triunfo diplomático del 16 de diciembre de 1965- cuando la ONU, emitió la Resolución 2065, por la cual invitaba a la Argentina y a Gran Bretaña a negociar específicamente el tema “Malvinas”, aplicando la Resolución 1514. En la IV Conferencia Cumbre de los países No Alineados (Argel, 1973) y en la OEA (1974), se reconoció también lo anterior.
En 1971 y 1972, el gobierno militar firmó acuerdos con el Reino Unido sobre libre tránsito de personas, bienes y comunicaciones entre Argentina y las islas.

¿Qué ocurrió?

Los intereses de la Empresa Falkland Islands Co tenían más importancia ante el gobierno británico que lo que pensaban los kelpers y toda negociación de soberanía y acercamiento a las Islas se fue desechando. En 1975, la negociación de la misión Shackleton que analizó la importancia económica de la región, sobre todo la explotación de
hidrocarburos y la pesca en aguas territoriales, deterioraron la relación con Gran Bretaña.
Ese era el ambiente en el cual se inició la guerra el 2 de abril de 1982. El Operativo Malvinas que se implementó se basó en el motivo de defensa hacia un grupo de trabajadores argentinos expulsados de las Islas Georgias- bajo administración británica y reclamada por Argentina- cuando izaron la Bandera Argentina.

El 8 de abril, el general Luciano Benjamín Menéndez asumió como gobernador de las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur. Asistieron en un chárter especial, personalidades del ámbito político, empresarial y gremial. El 11, todos los diarios anunciaban la concentración popular en Plaza de Mayo, con más de 100.000 personas, en apoyo a la recuperación de las Malvinas. Radio Rivadavia fue responsable de la convocatoria, a la que se sumaron todos los medios, informaron la adhesión de los partidos políticos, sindicales, empresarios, artistas, intelectuales y del pueblo argentino. Los militares creyeron que la victoria era de ellos y parecía que este apoyo producía el olvido a los desaparecidos y la represión.

Los militares lograron la adhesión de los países latinoamericanos (no de Chile, por el conflicto pendiente del Beagle), de los países No Alineados, pero no de la Comunidad Europea, que se ordenó detrás de Gran Bretaña para recuperar las Islas. Estados Unidos abandonó la neutralidad, uniéndose a su aliado tradicional (ligados por el acuerdo de Yalta de 1945). La Unión Soviética declaró la abstención.

¿Qué hechos se fueron sucediendo?

El Consejo de Seguridad de la ONU, emitió la Resolución 502 y exigió a la Argentina el retiro de sus tropas e iniciar las negociaciones. El canciller argentino Nicanor Costa Méndez se reunió en la Haya con Fidel Castro agradeciendo el apoyo de los países no alineados a la Argentina. El Secretario General de las Naciones Unidas Pérez de Cuellar, fracasó como mediador y tropas argentinas y británicas entraron en combate.

El órgano de consulta de la OEA, reconoció la soberanía Argentina sobre las Malvinas, fundamentado en el artículo 6 del Tiar (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) instando a suspender las acciones bélicas. Pero la lucha se intensificó y el 1 de mayo fue bombardeada por los ingleses la base aérea de Puerto Argentino, como se denominaba después de su ocupación a Puerto Stanley, capital de las Malvinas.
Las acciones bélicas se multiplicaron: el 3 de mayo fue hundido el Crucero General Belgrano. Días después desembarcos ingleses rodearon Puerto Argentino y el 15 de junio la primera ministra Margaret Thachert informó a la Cámara de los Comunes que todas las fuerzas argentinas se habían rendido.

Ernesto Sábato, en declaraciones a Radio Nacional de España, reproducidas por La Nación el 27/05/82 expresó: “Mi país está luchando de una manera desigual contra la tercera potencia mundial del mundo, apoyada por el imperio más grande de nuestro tiempo, el norteamericano, con sus armamentos. Es una lucha tremendamente desigual. Mi pueblo está luchando con sus chicos de 18 años (…). En la Argentina no es su dictadura militar la que lucha. Es su pueblo entero, sus mujeres, sus niños, sus ancianos.
No se engañen en Europa. No es una dictadura la que lucha por las Malvinas, es la Nación entera. Opositores a la dictadura militar, como yo, estamos luchando por extirpar el últimos resto de colonialismo”.

El 11 de junio llegó a Buenos Aires el Papa Juan Pablo II, visitó primero Inglaterra y reiteró entre nosotros sus votos por la paz. Vino a Luján para orar ante Nuestra Señora y celebró misa. Juan Pablo II le ofreció a la Virgen la Rosa de Oro, distinción especial que otorga su Santidad. Nos trajo: Paz, esperanza y consuelo.
La guerra duró 74 días y dejó 649 argentinos muertos, incluidas las 323 bajas del crucero General Belgrano, barco que estaba fuera del área de exclusión aledaña a las islas y cuyo ataque se produjo cuando se avanzaba en las negociaciones de paz. El 14 de junio se firmó la rendición.

Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo siguieron día a día sin descanso, reclamando por los desaparecidos.
Ernesto Sábato decía: “ Los militares no deben hacer la guerra porque es demasiado grave para que la dirijan.(…) Implica una visión general del mundo y ellos no la tienen, porque han sido educados nada más que para obedecer órdenes. Argentina está en condiciones de ejercer la Democracia(…) ¿Desde cuándo un artefacto de guerra o un avión de combate prepara para gobernar?, ¿qué clase de locura es ésta?, ¿qué clase de paranoia? (La Nación, 12/07/82).

La guerra de las Malvinas es un tema que no está aislado del golpe militar que repudiamos. Forma parte de la trama de los acontecimientos que protagonizaron los militares con mentiras, violencia e improvisación. La historia juzgará las actitudes de los hombres, pero lo que no discutimos es nuestra soberanía en las Islas y el agradecimiento a quienes participaron de aquellos sucesos.

Como lujanenses nuestra gratitud a nuestros jóvenes de aquel momento, hoy veteranos de guerra que fueron protagonistas de aquella gesta y a los que ofrecieron su vida.
Es una fecha que merece reflexión y debate en las escuelas. Del 24 de marzo de 1976 al 14 de junio de 1982 y a la recuperación de la Democracia se tejió la red de los sucesos más sombríos y horrorosos de nuestra historia. Nada debe explicarse en forma aislada. Trama invisible y manos visibles como expresamos en otras oportunidades.
En este día, 2 de abril de 2022 ¿Por qué no acercarnos hasta el monumento levantado por PAYS (Patria, Amistad y Servicio) que recuerda a nuestros héroes locales y rendir nuestro homenaje personal? Primer Monumento levantado en el país para honrar a nuestros héroes.

Repensar la historia, a los 40 años de esta Proeza, es nuestro deber para reconstruir el ayer desde la reflexión y el compromiso con el presente, honrando a nuestros Héroes, quienes ya no están y a quienes mantienen la “Malvinización” vigente.

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad del autora.

Publicado el viernes 1 de abril de 2022

Date test: 2022-04-01T09:04:19Z

Modificado: 2022-04-03

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.