Miércoles 24 de febrero de 2021
→ Ver pronóstico

  • 30°C
  • H: 35%
  • P: 1012
  • V: Oeste

Desde que comenzó el año han continuado distintos reclamos obreros y populares que aún siguen sin resolver, y da la impresión que se van a agudizar. Para quien escribe estas líneas los temas más importantes son salario y empleo, salud y educación, medio ambiente, obras públicas y vivienda, especialmente en los barrios.

Sin agua todo se complica

La falta de suministro de agua ha sido uno de los más importantes, porque como dicen los vecinos, “sin agua y en pandemia” significa una combinación fatal para miles de familias afectadas, especialmente en los barrios más humildes.
Claro que la respuesta desde el municipio ha sido lamentable, porque culpan a los vecinos que “sí” tienen agua de derrocharla irresponsablemente, o a los trabajadores municipales de “boicotear” las bombas, y cuando ya se quedaban sin excusas y argumentos, expusieron el verdadero problema: la red de agua corriente de nuestra ciudad está obsoleta, tiene 70 años, según dijo a los vecinos el secretario de Obras Públicas del municipio, y requiere una renovación y ampliación para resolver definitivamente el problema, pero eso “lleva tiempo”, se excusó. Y si bien hay varias obras en curso, como asfaltado de calles, o en la rivera del Río Luján, en mi opinión las prioridades nunca están en los barrios.

Eso demuestra lo de la red de agua corriente, a lo cual podríamos sumar el de las cloacas y por supuesto la falta de viviendas. Durante la gestión anterior, vimos como se remodelaba la calle San Martín o la zona de la basílica, cuando paralelamente el colectivo dejaba de entrar al barrio Ameghino porque no se podía transitar por la calle Libertad. Nuevamente la movilización de los vecinos impuso un plan de obras, que por supuesto no estaba en los planes. Es en los barrios donde crecen las necesidades y el abandono, el déficit habitacional en nuestra ciudad se calcula en 4.000 viviendas al día de hoy y no hay una política seria para resolver este otro gran problema. El
crecimiento poblacional no es acompañado por las obras necesarias.

Salario y Empleo

Algo similar ocurre con el problema salarial y el empleo. En breve comenzaran las negociaciones por salarios de los trabajadores municipales. Recordemos que el año pasado terminó con una enorme lucha donde los trabajadores lograron que haya un incremento del básico, cuando desde la intendencia se proponía distintos “ítems en negro”, luego de haber desconocido el acuerdo paritario firmado en 2019.

Si comparamos con los 82 mil pesos que los trabajadores de ATE Indec estimaron que debe ganar una familia tipo, veremos que el atraso salarial es muy importante. A esto hay que sumar la denuncia de los trabajadores por la falta de insumos en el Hospital de Luján y el conflicto con la “cooperativa” Usina Eco que se hizo cargo de la recolección de residuos, donde el municipio gasta más dinero en ese servicio y sus trabajadores están mas precarizados y desprotegidos sindicalmente. Esto demuestra la verdadera política del municipio en relación al empleo y los salarios más allá de distintos anuncios rimbombantes que quieren ocultar esta realidad.

Salud y Educación en pausa

Ya dijimos algo del hospital, que podríamos extender a los CAPS y al Policlínico, solo basta escuchar a las trabajadoras y trabajadores. En esta situación de pandemia estuvieron en la primera línea y nunca fueron reconocidos por el gobierno. Situación que difícilmente cambie.

Ahora está en discusión el regreso al dictado de clases presenciales. Hay que escuchar a las y los docentes de los riesgos que hay en lo que proponen los gobiernos, sea nacional o provincial en relación a la pandemia. Las escuelas estuvieron cerradas un año y no se les hicieron ninguna mejora. Como me dijo una docente: “en mi escuela el pasto llega hasta la ventana”, ni hablar de baños, techos, luces o instalación eléctrica. Como bien dicen los sindicatos combativos “Las escuelas se abren con RECURSOS, no con DISCURSOS”. Lo cual vuelve a demostrar que las
prioridades no están ni en la salud ni en la educación.

Deudas Ambientales

Para los problemas que atañen al ambiente no se ve la luz al final del túnel. Se va gastar una enormidad de dinero en la “rectificación” del río Lujan pero aún no se tomo la medida más elemental: que se dejen de construir countries en los humedales del río, y que se combata la proliferación de canales clandestinos.

Desde ya está en duda que semejante obra evite las inundaciones en nuestra ciudad. A esto hay que sumar la mortandad de peces ocurrida días atrás que está ligado, entre otras causas al uso de agrotóxicos. La ordenanza que se voto en 2011 y que pone límites a las fumigaciones cercanas a áreas urbanas y escuelas es permanentemente
violentada quedando la denuncia de los vecinos en las redes sin ser escuchados por los funcionarios municipales.

El basural es otro tema que hace años se habla pero que ninguna administración resolvió. La actual gestión hizo una serie de anuncios que habrá que ver si se implementan.
En las asambleas ambientales, vecinas y vecinos hablan de otros temas preocupantes como la termoeléctrica, las antenas de telefonía móvil, y por supuesto una falta total de respuesta de parte del municipio a estos temas.

En resumen, en todo este relato estoy tratando de decir que los problemas importantes que les cambiarían la vida a los trabajadores y sectores populares, no se resuelven.
La pregunta es ¿por qué?
En la nota dejo trascender el problema de las prioridades. Si vemos que desde el gobierno nacional la prioridad fue pagar a los fondos buitres y acordar con el FMI (es decir resolver los problemas de los bancos y multinacionales) en medio de la pandemia, empezamos a responder la pregunta: la prioridad la tienen los de arriba, y para resolver los problemas que nos cambiarían la vida, hay migajas y presupuestos miserables.
Lo mismo sucede a nivel local: en vez de renovar y extender la red de agua corriente, la prioridad la tiene la rivera del río para “atraer” el turismo, o resolver los problemas de la industria textil (es decir de los empresarios textiles) para generar un centenar de “empleos” sin decir ni una palabra de las condiciones contractuales y salariales de los trabajadores.

Desde esta columna de opinión invitamos a imitar y sumarse a los vecinos y trabajadores que se organizan y luchan para reclamar todo lo que necesitamos para que nuestra vida cambie.

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad del autor.

Publicado el sábado 13 de febrero de 2021

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.