Sábado 28 de noviembre de 2020
→ Ver pronóstico

  • 19°C
  • H: 93%
  • P: 1012
  • V: Este Sedeste

A partir del Tratado Binacional Minero entre Chile y Argentina, firmado en 1997 bajo los gobiernos de Frei Ruiz Tagle y Carlos Menem, que prácticamente cede la soberanía de la cordillera a las multinacionales, comienzan los emprendimientos megamineros (mega por gigante) en ambos países, tales como Alumbrera en Catamarca, Pascua Lama entre San Juan y Chile o Veladero en San Juan.

Vía libre para devastar

El número de proyectos megamineros da un salto en el gobierno de los Kirchner pasando de 18 en 2003 a cerca de 500 en 2010 extendiéndose en toda la cordillera.
La lucha de los pueblos en Río Negro y Chubut frena este avance en estas provincias. En Río Negro por ejemplo, se logra la ley 3981 que prohíbe el uso de cianuro (usado para extraer oro) y otras sustancias tóxicas. En el pueblo de Esquel, Chubut la asamblea de vecinos se moviliza todos los 4 de cada mes para impedir la minería de oro a gran escala y esta lucha logra un hito importante en el plebiscito de marzo de 2003, cuando el 82% del pueblo vota en contra de la actividad. Sin embargo el embate de las megamineras continúa vigente y con mucho vigor.

En diciembre de 2011 el gobierno recientemente asumido del Frente para la Victoria en la provincia de Río Negro deroga la ley 3981 y eso desata una ola de movilizaciones, en toda la provincia, con frecuencia semanal por mucho tiempo, exigiendo la restitución de la ley.

Los ciudadanos despertamos

En Bariloche nos juntábamos cerca de 3.000 personas, que es un número muy importante para la ciudad. Diversas organizaciones ambientalistas y sobretodo muchos vecinos que se interesaban por primera vez en la temática nos juntábamos a discutir el tema y aprender, llenando todas las aulas de una escuela en distintos intercambios y luego plenarios para llegar a conclusiones.
En estos, intercambiábamos lecturas varias y charlas de especialistas, químicos, ingenieros, filósofos, etc. Muchos aprendimos sobre el terrible daño ambiental y el saqueo que esto significa. Luego transmitíamos la información mediante volantes en la vía pública y charlas en escuelas.

Los Faraones: Dueños de todo

Un ejemplo, para que el lector tenga una idea es el proyecto de Calcatreu, cerca de Jacobacci en Río Negro. Se trata de un saqueo por empresas extranjeras del oro de la zona, a cambio de unas migajas (máximo 3% para la provincia) a cambio de contaminación por siglos, sacarle el agua a los productores (la actividad económica más importante de la zona es la agropecuaria) y desertificar la zona.

Las mismas empresas informan que, para sacar 2 gramos de oro necesitan pulverizar una tonelada de roca. El plan es extraer 12 toneladas de oro, para lo cual es necesario pulverizar 6 MILLONES de toneladas de tierra, el equivalente a dos y media pirámides de Egipto, dejando un cráter visible desde el espacio.
Por otro lado, la cuenca de agua subterránea de Lipetrén, único reservorio de la zona tiene una capacidad de 2,5 millones de litros diarios y para no afectarla sólo se puede sacar la mitad, pero la minera necesita 2 millones de litros de agua diarios, con lo cual no queda nada para otros usos.
Se usarán además 2.500 toneladas de cianuro.

El cianuro y el agua utilizada van a parar a un dique de cola, quedando un lago envenenado de unas 110 hectáreas. La piedra pulverizada contiene piritas que con el agua y el oxígeno del aire forman ácido sulfúrico, que disuelve metales pesados y envenena la tierra.

Las asambleas de distintos lugares nos fuimos reuniendo en distintos lugares de Río Negro y Chubut fundamentalmente, formando la Unión de Asambleas Patagónicas, para definir políticas de lucha en común. Entre otros lugares nos hemos reunido en Lago Puelo y Madryn en Chubut, Viedma, Jacobacci, Allen y Bariloche en Río Negro. El periodista Alejandro Bercovich estuvo en la de Allen y lo cuenta en un libro.

La resistencia mendocina es un ejemplo

La recesión económica y la caída del precio del oro frenó por un tiempo los embates megamineros y también la resistencia a los mismos, pero a principios de año ambas cosas se reavivaron.
En Río Negro hay proyectos de extracción de uranio en Amarillo grande y han pedido agua para el proyecto Navidad en Chubut. Es de público conocimiento y tuvo influencia en la zona como la lucha de los mendocinos frenó la intención de la legislatura de habilitar la megaminería.

La pandemia del COVID ha frenado la movilización, pero las movilizaciones con medidas de precaución (barbijo y distanciamiento social) han vuelto en Río Negro y Chubut, a partir de las intenciones de reavivar Calcatreu y un proyecto de extracción de uranio llamado “Amarillo grande” en Río Negro.
En Chubut, el gobernador Arcioni, que está pagando con demoras de más de un mes a los empleados públicos, pero decidió destinar “zonas de sacrificio” en la provincia parta la actividad megaminera, y por otra parte comenzó a reprimir allanando la casa de un integrante de las asambleas con sus fuerzas especiales. La población se manifestó superando las mil personas en distintas ciudades de la provincia, exigiendo frenar los intentos de saqueo de nuestros bienes naturales, la contaminación y la represión del gobernador.

Otro punto de conflicto es la contaminación de lagos, como el Nahuel Huapi y ríos y el acceso a las costas libres. A principios del milenio logramos frenar una construcción en la playa de Bahía Serena en Bariloche. En 2006 fue asesinado Cristian González por pescar en el río Quilquihue cerca de San Martín de los Andes.
Se organizaron movilizaciones para que el multimillonario Joe Lewis cumpla con el fallo del superior tribunal de justicia de Río Negro y habilite el camino vehicular hacia la costa del lago escondido, pero no hemos tenido éxito.

Más allá de las distintas visiones políticas del movimiento ambiental y de nuestro convencimiento de que para resolver estos problemas necesitamos un gobierno democrático de los trabajadores, buscamos la unidad de acción con todos los sectores para defender nuestro medio ambiente para nosotros y las futuras generaciones.

¿Serán nuestros hijos y nietos las futuras víctimas de un planeta devastado? Debemos continuar concientizando a la ciudadanía y presionando a las autoridades responsables a través de la movilización.

Nota: Las opiniones de este artículo son responsabilidad del autor.

Publicado el viernes 13 de noviembre de 2020

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.