Jueves 23 de septiembre de 2021
→ Ver pronóstico

  • 13°C
  • H: 93%
  • P: 1022
  • V: Sudeste

Consejos para cuidar la piel en el verano, por la Dra. Sofía Martínez

SALUD

La piel constituye una barrera protectora para nuestro organismo; actúa oponiéndose a las agresiones climáticas, evita la pérdida de líquidos y proteínas, interviene en la vigilancia inmunológica, la fotoprotección y la síntesis de vitamina D. Durante la época estival la acción de factores medioambientales afecta su tersura provocando opacidad, descamación y falta de luminosidad debido a la pérdida hídrica, y […]



Publicado el domingo 29 de diciembre de 2013

La piel constituye una barrera protectora para nuestro organismo; actúa oponiéndose a las agresiones climáticas, evita la pérdida de líquidos y proteínas, interviene en la vigilancia inmunológica, la fotoprotección y la síntesis de vitamina D.

Durante la época estival la acción de factores medioambientales afecta su tersura provocando opacidad, descamación y falta de luminosidad debido a la pérdida hídrica, y puede afectar a personas de diferentes biotipos cutáneos.

Todos los biotipos cutáneos requieren una adecuada fotoprotección. Como el daño solar es acumulable e irreversible, las exposiciones reiteradas e indiscriminadas producen a largo plazo un envejecimiento prematuro (arrugas, lentigos solares, telangiectasias) lesiones precancerosas y cáncer de piel.

El cáncer de piel es el tipo más común y frecuente en el ser humano. En los últimos 30 años más personas han desarrollado un cáncer de piel que cualquier otro tipo de cáncer.

Una de sus causas más importantes es la exposición a la radiación ultravioleta (RUV) proveniente del sol y otras fuentes artificiales, como las camas solares.

Otras causas menos frecuentes son la exposición repetida a Rayos X, la presencia de cicatrices importantes y crónicas por quemadura severas, la exposición ambiental al arsénico y algunas enfermedades genéticas.

El antecedente familiar de cáncer de piel, también aumenta el riesgo de padecerlo.

El cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos; por eso es importante hacer un “autoexámen” frecuente para notar posibles cambios.

Signos más habituales que hacen sospechar un cáncer de piel:

• Manchas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelven cada vez más rugosas o escamosas, en zonas de mayor exposición al sol: cara, dorso de manos, labio inferior, cuello y orejas.

• Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo.

• Lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto.

• Herida en la piel, sangrante, costrosa, sin trauma previo evidente, que no cicatriza a pesar del tratamiento.

• Lunar que cambia de color (varios colores), sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece (generalmente de tamaño superior a 6 mm), pica o se inflama.

Características de los lunares:

Los lunares frecuentemente son de un color amarronado, de bordes regulares y de tamaño pequeño (menor a 5-6 mm), pueden comenzar como una mancha y con los años volverse sobresalientes, pueden perder el color y en ocaciones tener pelos.

Algunos lunares tienen mayor riesgo de transformación en un cáncer de piel llamado melanoma, los nevos atípicos o displásicos tienen esta posibilidad.

Los nevos atípicos o displásicos suelen ser de mayor tamaño (+ 6mm), forma levemente asimétrica, varios tonos de marrón o rosados. Predominan en el tronco, especialmente en la espalda, pueden ser aislados o múltiples y presentarse en varios miembros de una familia.

Control de lunares:

• Consultar a un dermatólogo ante un cambio en un lunar o mancha, o la presencia de heridas que no cicatrizan.

• Observar los lunares y manchas en forma periódica (“autoexámen”).

• No olvidar revisar áreas ocultas o de difícil acceso: palmas, plantas, genitales, cuero cabelludo, boca, ombligo y axilas.

Los lunares pueden cambiar de color con la exposición al sol y a las camas solares. Durante el embarazo los lunares también pueden cambiar el aspecto; pero siempre ante un cambio se debe consultar dado que puede ser indicativo de riesgo.

Cuidados generales que debemos tener con el sol:

Los cuidados que deben tenerse con el sol también deben realizarse los días nublados, ya que las radiaciones atraviesan las nubes.

Los niños menores de 1 año deben estar a la sombra con ropa liviana y sombreros, evitando el sol directo y tomando abundante cantidad de líquidos para no deshidratarse.

A partir de los 6 meses de vida pueden utilizarse protectores solares. Estos cuidados deben mantenerse durante toda la infancia y adolescencia.

Algunos fármacos (diuréticos, anti inflamatorios, antibióticos, medicación cardiológica) suelen aumentar la sensibilidad de la piel al sol.

Las personas con transplante de órganos, en tratamiento con quimioterapia o radioterapia, deben aumentar el cuidado frente a las radiaciones ultravioletas porque su riesgo es mayor.

El sol nos da beneficios, pero si nos exponemos sin protección, puede traer muchos riesgos a nuestra piel.

El daño provocado por las RUV es acumulativo, tanto proveniente del sol como de las camas solares.

Recomendaciones:

• Evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas.

• Buscar la sombra, utilizar sombreros, anteojos y ropa protectora.

• Usar en forma habitual cremas protectoras solares que bloqueen radiaciones ultravioletas A y B, de calidad reconocida y de factor de protección solar (FPS) mayor a 30.

• Utilizar protector solar al realizar actividad física y deportes al aire libre.

• Colocar el protector solar en toda la piel 20 minutos antes de la exposición y renovarlo cada 2 horas o cada vez que se sale del agua.

• No olvidar colocarlo en sitios como: orejas, empeines, labios, cuello y tórax.

• Utilizar protector solar al andar en auto, porque el vidrio de los autos sólo bloquea los rayos UVB, pero no los UVA.

• Es muy importante conocerse y hacer el “autoexámen” en forma periódica. Si notamos la aparición de manchas nuevas o que se hayan modificado, consultar con el especialista.

Dra. Ana Sofía Martínez. Especialista en Dermatología. MN: 116500 MP: 56986. Atención en los consultorios médicos ubicados en Lavalle 892.

Publicado el domingo 29 de diciembre de 2013

Lujan en linea se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo, inapropiado o sin la verdadera identidad del usuario. Este sitio no es reponsable de los contenidos vertidos en el espacio de comentarios. Este espacio está ideado para comentar sobre el tema de cada nota. Comentarios sobre otras temáticas podrán ser eliminados.